Okane o subete sekai e chikara 12 – Mal presagio

Frente a mí, sentado con un rostro acomplejado, Ryuuji permanece en silencio. Estoy seguro de que su historia no termina ahí, pero dudo que vaya a continuar ahora. Debo hacer algo para tranquilizarlo.

“Eso es… extraño. Dijiste que lo primero que recordabas luego de aumentar de grado tu clase, fue despertar en la cama de la cabaña. Pero dijiste haberte despertado cerca de un bosque antes de eso mientras me contabas tu historia”.

“¿Eh? ah… eso es… bueno, creo que esa parte la imaginé. Después de todo fue algo rápido y extraño, como un sueño. Tal vez soñaba con mi llegada a este otro mundo…”

Bien. Mordió el anzuelo. Un cambio de tema es práctico cuando una conversación se estanca. Aunque no creo que fuera un sueño para nada. Tengo unas teorías, pero no necesito decírselas.

“Realmente estabas prestando atención, Ma-, Argent-san”.

“Es natural. Para mí es muy importante conocer tu historia. Somos compañeros jugadores de TLO que estamos en la misma situación.

“No lo olvides. Cualquier cosa que sepas debes decírmela, podría ser una pista para descubrir cómo llegamos aquí o como volver a casa.”

“… Eres increíble, Argent-san. Yo estaba completamente desamparado. Solo sobreviví gracias a la amabilidad de Rad-san y los otros. Pero tú ya estás pensando cosas complicadas como la verdad de nuestra situación y el cómo remediarla. Yo solo podía pensar en lo frustrante que era no poder hablar con alguien…”

“No te sientas mal. Si yo hubiera estado en tu misma situación, probablemente hubiera sido incapaz de relajarme y pensar bien.”

“Aun así. Eres realmente maduro.”

“Por supuesto. Soy un adulto respetable después de todo.”

“Ah. Es verdad, esa apariencia es tu yo real. Aunque te ves joven, ciertamente eres mayor que yo.”

“No podría saberlo por tu apariencia… ¿Qué edad tienes?”

“Tengo 17. Creía que ya estaba listo para compórtame como un adulto. Pero veo que no es así. No puedo ni compararme con Argent-san.”

“No te preocupes. Es la experiencia de la edad. Después de todo, tengo 25. He vivido casi 50% más tiempo que tú. Por ahora descansa y deja que este adulto se encargue de todo. Encontraré la forma de que volvamos a la Tierra.”

“Claro. Lo haré… ¡Gracias!”

Por supuesto que no planeo hacer algo tan tonto como volver. Allá ya no me queda nada. Pero aquí, las posibilidades son infinitas… como mis recursos.

“Por ahora descansa, todo estará bien ahora. No volverás a estar incomunicado o solo. Iré a ver cómo están los demás.”

“Te lo agradezco mucho. Por favor, hazles saber que estoy bien…”

Mientras salgo de la habitación, comienzo a filtrar y relacionar toda esta nueva información en mi cabeza.

Según Ryuuji, el capitán de la guardia de Galatea, Rad, lo derribó usando una llave de Judo. Pero ese tipo de habilidad no pertenece a la clase espadachín.

Ryuuji no es tampoco un experto en artes marciales, o eso creo. Tal vez confundió el movimiento de Rad. ¿Podría ser que usara una habilidad menor, de la clase aventurero?

En TLO, al pasar de aventurero a una de las Clases Base, pierdes las habilidades del aventurero. Después de todo, el aventurero cuenta con una gran variedad de habilidades de todas las clases base, algo así como una muestra. Aunque las habilidades del Aventurero sean muy variadas, son débiles, por lo que no tiene un gran efecto en alguien con una profesión adquirida. Pero en la realidad, en este mundo, no debería haber una razón por la que alguien olvide una habilidad que ya conocía solo por convertirse en un espadachín o un herrero.

Pensando de esa forma, tampoco debería haber alguna razón para que alguien no pudiera hacer algo tan simple como sujetar a alguien y arrojarlo, solo porque no tiene una habilidad de combate correspondiente a ese movimiento.

El caso contrario también podría aplicarse.

Ryuuji debe tener una gran cantidad de habilidades de combate. Pero que pudiera realizar esos movimientos complicados en un juego como TLO, no significa que pueda realizarlos en el mundo real, incluso si tiene las estadísticas para ello.

En otras palabras, no puedo confiar en que sea capaz de protegerme o a sí mismo de momento. Pero no deja de ser un diamante en bruto. Si no sabe pelear, solo debe aprender. Por suerte tengo cerca a alguien muy capaz en combate y que además tiene cierto vínculo con Ryuuji.

“Ah, Capitán Rad.”

“¿Cómo les fue?”

Este sujeto acaba de aumentar su valor.

No muestres esa cara confundida. Aunque hayas perdido tu hogar, acabas de conseguir un nuevo y muy bien remunerado trabajo, capitán.

“Ryuuji está bien. Ahora que logró contarle su historia a alguien, se tranquilizó. Estaba frustrado, pero aun así agradecido… contigo, capitán.”

“Ya veo. Me alegro que pudiera desahogarse… ¿y ahora qué?”

Rad observa al director mientras dice estás palabras.

Te equivocas capitán. Le estás preguntando a la persona equivocada.

“Bueno…”

“Si me permite el atrevimiento, creo que actualmente está desempleado ¿o me equivoco?”

En el momento en que el director comienza a decir algo, le interrumpo para hacer mi jugada. Lo siento director, pero ya tengo planes para el capitán y los suyos. Le quitaré el problema de las manos.

“… Es como dice. Galatea ha caído. Nuestro deber era protegerla, pero no había nada que pudiéramos hacer. Por lo menos completamos nuestra última misión, el joven ha llegado a salvo a Galia y encontró a alguien que habla su idioma. Nuestro trabajo terminó.”

“En ese caso, quiero hacerle una propuesta, a usted y sus hombres. Quisiera contratarlos por tiempo indefinido.”

“¿Tiempo indefinido?”

“Así es. Le contaré la situación. Creo que no es aconsejable que se despida de Ryuuji todavía. Estoy seguro que eso podría afectarlo. Aunque se haya soltado conmigo, eso fue porque solo yo puedo hablar con él, no es como si tuviéramos algún lazo personal, pero lo tiene con usted.

Según la historia que me contó, pasó por algunas experiencias traumáticas. En mi opinión, el joven Ryuuji ha pasado por mucho y en todas esas experiencias, el capitán al parecer fue un apoyo para él. Más tarde me gustaría escuchar su parte de la historia, pero ahora mismo quisiera que permaneciera en Galia con él. Eso va también por los otros dos.”

“Entiendo.”

Con rostro pensativo, el capitán mira a sus subordinados. Estos intercambian miradas entre sí y con él.

No es de extrañar. Esta es una oportunidad para ellos de tomar cualquier rumbo, no necesitan seguir juntos. Pero el vínculo social que tenían hasta hace poco, no es fácil de ignorar. En sus mentes, aún son los subordinados de Rad y él su capitán.

“Muy bien. Si está bien con nosotros, humildemente nos ponemos a su servicio. ¡Oh noble señor!”

“Muy bien, entonces. Director, quiero que les den habitaciones dentro de la academia, de preferencia no muy lejos de la mía, y también a Ryuuji, se quedarán con nosotros desde ahora.”

“E-Entendido. Me encargaré de que así sea.”

“Entonces, es oficial capitán. Bienvenido a Galia.”

“Gracias… aunque ya no soy capitán.”

“¿De qué está hablando? Usted es ahora el capitán de mi guardia personal. La guardia Argenta.”

“Y-Ya veo. Nuevamente acepto humildemente.”

“Oe. Andreu, ¿escuchaste? Somos  guardias personales de un noble. En Galatea  éramos simples guardias de la entrada, no había un solo noble en la ciudad tampoco, y ahora somos guardias de uno que parece realmente impresionante, ¿no es eso un salto de categoría?”

“Silencio, ¿no ves que solo lo hace para que le hagamos compañía al joven Ryuuji? No te alegres tanto… menos después de esa tragedia.”

“L-Lo, lo siento, es verdad, Galatea fue…”

“Tranquilos hombres. No piensen tan poco de ustedes mismos.”

“El capitán tiene razón. No los estoy tomando bajo mi ala solo para hacerle compañía a Ryuuji. Tengo expectativas en todos ustedes. Sé que serán excelentes guardias.”

“¡¡Nos honra con sus palabras!!””

“Muy bien. ¡Guardia Argenta! Su primer orden será informarme con detalle todo lo relacionado al ataque que ocurrió en Galatea. Sé que es difícil para ustedes hablar al respecto. ¡Pero confió en que pueden con ello!”

“””¡Si, señor!”””

Y mientras el director y algunos académicos hacían los preparativos para la estancia de la nueva “Guardia Argenta” -Me pareció que darles un nombre así los haría felices- mis nuevos sirvientes me contaban lo que sabían.

Un punto importante, a mi parecer, es el porqué de repente Iren decidió atacar Galatea. Lamentablemente, no sabían nada en ese aspecto. Según el capitán, la última vez que Iren había pasado por Galatea fue hace 5 años. En aquel entonces, no ocurrió nada fuera de lo normal.

Descansaron durante una semana en la ciudad, compraron comida, algunas otras provisiones, los oficiales se hospedaron en la ciudad. Como había sido siempre en los últimos 2 siglos.

No tienen idea de que fue lo que les llevó a tomar control de una ciudad sin valor como Galatea. En ese aspecto, yo mismo solo tengo una pequeña sospecha, pero sigue sin ser suficiente razón… ¿Por qué Galatea? ¿Por qué ahora? Si es como temo…

“Lo siento mi señor. Por más que lo piense, no se me ocurre nada. Galatea no significa nada, ni siquiera desde el punto de vista militar. Aunque esté al resguardo de las colinas, está demasiado al este de Jagheb para tener valor estratégico. No posee nada de valor material. Es una ciudad que vivía de lo poco que producía y de los servicios que ofrecía a otras naciones en tiempos de guerra. La gente de allí es sencilla, ni siquiera como esclavos valdrían mucho.”

Está ultima oración la dijo con gran pesar.

Si no valen mucho como esclavos, tal vez no valgan la molestia de mantenerlos vivos. Además, debe ser difícil para él asumir que su ciudad fuera tomada para ser esclavizada.

Aunque eso difiere de mi teoría.

El capturarlos es solo un extra. La ciudad en sí es el premio, o mejor dicho. El sitio que ocupa.

No estoy seguro de si sea buena idea revelar lo que pienso ahora mismo. Mis planes para hacer algo al respecto aún no se completan. Pero si voy a llevarlos a cabo, será mejor que sepan la importancia que tiene el papel que jugarán.

Este es buen momento, solo los miembros de mi nueva guardia y Zera -actualmente mi asistente personal- están en este lugar.

“Creo que se equivoca al decir que Galatea no tiene ningún valor estratégico, capitán.”

Todos me observan algo incrédulos. Es momento de presentar mi sospecha, alguien del ámbito militar como ellos quizá puedan ayudarme a aclarar el asunto, si no encuentran fallas en mi hipótesis… será mejor acelerar las cosas.

“Es verdad que Galatea se encuentra demasiado lejos de Jagheb, demasiado al este, como para tener importancia militar a la hora de combatir contra el reino de Jagheb. Pero estoy seguro de que sabe que hay otro blanco aún más al este de Jagheb, que dependía de Galatea y que podría encontrarse en una situación debilitada si su única ruta comercial con Jagheb fuera cortada.”

En ese momento, la mirada del capitán y de Zera, que se encontraba sirviéndonos té, se abrieron completamente con la comprensión de mis palabras.

“Es tal como piensa. La conquista de Galatea pone en jaque a la única ciudad aún más al este de Jagheb. Una ciudad al borde del continente, que hasta ahora había sido demasiado molesta de conquistar como para compensar los gastos de asediarla. A pesar de si tener algunas cosas de valor, como una Academia AS.”

De repente, el rostro de Zera dejo ver claramente el miedo que le causaban mis palabras. Así como los dos subordinados que apenas ahora entendían la seriedad de mis palabras. Solo el capitán me seguía observando intensamente, preparado para escuchar lo que estoy a punto de decir.

“Galatea si tiene importancia como punto estratégico… para el asedio de Galia.”

 

 

<-Capítulo 11TOC Capítulo 13->

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s