Okane o subete sekai e chikara 21 – Las preocupaciones de Zera II

No NO no NO no no no NO. ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué? ¿qué hago? ¿por qué? NO NO ¿qué hago?

Luego de que el señor Argent, el admirable hombre que nos ayudó el día del equinoccio aceptara financiar a la academia, se convirtió en el único y gran benefactor de todos los académicos de Galia.

Bajo su ala, la academia pasó por varias reformas que la volvieron mucho más eficiente. Los académicos, incluida yo misma, ahora vivimos dentro de la academia.

Considerando que desde antes habían muchos que pasaban noches en vela investigando o realizando experimentos, esto les da la posibilidad de tomar un descanso en cualquier momento que lo necesiten y volver a sus labores inmediatamente. Incluso hay un restaurante con bar para que podamos comer y todo fue comprado con el dinero del señor Argent.

Entre tanto, el señor Argent pasa días y noches en la biblioteca interior, a veces toma unos libros para leerlos en su habitación con calma. Es un hombre completamente dedicado a la ciencia y el conocimiento, un ejemplo a seguir para todos los académicos y es por sobre todo, un hombre amable y admirable que se preocupa por todos nosotros.

Para mi sorpresa y alegría, me pidió que fuera su asistente. Jamás pensé que un día seria más feliz que cuando pasé la prueba de la academia. Pero que alguien tan maravilloso me pida trabajar a su lado… si tan solo fuera consciente de que soy mujer, sería perfecto.

AUN ASÍ!!

Yo, que fui elegida por él para asistirlo, le he fallado, he cometido un error imperdonable.

Durante el primero de los encargos fuera de la academia que me hizo, me pidió cuidar de un valioso objeto, no importa por donde lo mirase, el objeto era una especie de artefacto, tal vez de otra academia AS. Y se me dio la tarea de cuidar de él mientras realizaba algunas compras y pedidos…

Lo perdí…

TIERRA TRAGAME!

No soy tonta, al igual que el dinero para las compras, guarde con extremo cuidado el objeto que el señor Argent me dio en mi bolso y me puse en marcha. Mientras hacia las compras revisaba regularmente que todo el dinero y el objeto siguieran en su lugar. En una de esas ocasiones, noté que no estaba.

Ya recorrí tres veces la ruta que tomé él día de hoy y ni así pude encontrarlo, nadie en ninguna de las tiendas o puestos del mercado lo vieron. No sé qué hacer…

Tan solo me queda… confesar y pedir perdón. El señor Argent es un gran hombre, siento que no me castigara, por lo menos no directamente, a lo sumo me dará trabajos más duros….o tal vez… me despida como su asistente…huuuuuuu… No, incluso si no me castiga para nada, tan solo saber lo decepcionado que estará de mí, me hace sentir un dolor en el pecho que no puedo describir con palabras.

Tengo miedo. Miedo de lo que piense de mi, de la expresión que hará cuando se lo diga… de que no vuelva a sonreírme como hasta ahora.

Huuuuuuuuuuuu…

Solo retraso lo inevitable.

Lo peor es que, cuando pienso en si alguien puede ayudarme a salir de este aprieto, el primero que se me viene a la mente es el mismo Argent…

Debo decirle, si es él, tal vez se le ocurra algo para encontrarlo y cuanto antes lo sepa mejor.

“No te preocupes por eso, hiciste un buen trabajo”.

Eh?

“Hay más cosas que quiero que hagas”.

“S-Sí! Lo que sea!”

No entiendo, me cuesta creer que alguien sea tan ecuánime, incluso el señor Argent, pero la sonrisa que me mostro, fue sincera, incluso diría que más de lo normal, como si algo lo hubiera puesto feliz… será que esto… ¿fue una prueba? ¿para saber si le diría la verdad?… no, no lo creo, él no haría algo así. Solo me alegro de que no esté decepcionado de mi.

“Por cierto, ¿qué sabes de los cristales de Posei?”

“Se refiere a los que pueden almacenar y liberar grandes cantidades de agua?”

“Así es. Sé que hay un lago en el bosque de Galia, pero Galia no es una aldea, sino una ciudad, no sería razonable que todos hicieran viajes al lago para tener agua a diario, entonces pensé en los cristales de Posei, deben tener alguno”.

“Bueno, en Galia hay dos de ellos, uno en la academia y el otro en la alcaldía, desde allí suministran agua para las necesidades de los ciudadanos”.

“Ya veo, significa que en caso de incendio cuentan con una fuente de agua portable y eficiente”.

“P-Pues ¿sí?”

“Es bueno saberlo. Gracias, eres de gran ayuda”.

Prueba o no, no sería capaz de mentirle.

 

◆◇◆◇

 

El señor Argent nos ha revelado que un gran peligro se acerca, el ejercito de Iren que tomó Galatea hace días viene por nosotros. Si piensas un poco, la academia es valiosa, como sus artefactos, no es raro que la quieran, pero nosotros no tenemos gran cosa, mientras que las defensas de Galia son muy buenas en comparación.

El director dijo que no era probable que Iren nos ataque, pero si el señor Argent lo dice… no me cabe duda de que corremos gran peligro.

El día de hoy, el señor Argent y su guardia han ido en una misión para conseguir la ayuda de los Half voladores que hay más arriba en la montaña. Lamentablemente yo solo los retrasaría. Por otra parte, me encomendó la importante misión de ayudar al joven noble que vino como refugiado de Galatea…¿cómo era que se llamaba?

Ryuujoi, si, algo así. Es un noble extranjero que habla en una lengua que nadie, ni el director conoce, solo el señor Argent. No solo conoce el idioma, sino que lo habla fluidamente, gracias a eso, el joven que había estado incomunicado pudo por fin hablar con otro ser humano.

Si fuera yo, si solo pudiera hablar con una única persona en todo el mundo, si ese fuera el señor Argent, me bastaría…

Ni se en que pienso, incluso ahora hablamos el mismo idioma, aun así apenas puedo dirigirle la palabra. Cuando estoy cerca de él mi corazón se acelera y me da vueltas la cabeza. Además me avergüenzan todos mis errores y lo peor, aun no puedo sacarlo del malentendido….huuuu… sigue pensando que soy un chico.

Me deprime.

Me deprime muchísimo. No solo por el malentendido, sino por el hecho de que no se dé cuenta de que soy mujer. Sé que no estoy muy desarrollada para mi edad, sin dudas no como Berta, ¡pero tampoco soy una tabla de planchar! ¡es culpa del uniforme! ¡el uniforme de la academia!

¡Sí! Eso debe ser, no es posible que alguien tan inteligente como el señor Argent pudiera confundirme con un chico, si no fuera por este uniforme que lo cubre todo, si pudiera verme sin él, seguramente… ¡¡AAAAAAAH!! ¿¡E-En q-qué estoy pensando!?

Pasaron un par de días sin el señor Argent. Finalmente regreso de su misión, lamentablemente, los Half de la montaña no quisieron ayudarnos, se atrevieron a rechazar la petición del señor Argent!

Pero eso era obvio, si no fuera porque es el señor Argent, no creería posible que los convencieran. El simple hecho de que pudiera comunicarse con ellos es causa de asombro. Pero no tenían razones para arriesgarse contra el ejercito de Iren, ellos pueden volar después de todo.

El señor Argent lucía descontento cuando me lo dijo. No tiene porque sentirse mal, ya es imposible que piense mal de usted, hizo lo que pudo. Yo misma sufrí y lamenté cuando me equivoque y casi me falta valor para regresar y confesarlo. Usted no hizo nada mal. Si una indigna como yo pudo ser perdonada, usted ni siquiera necesita ser perdonado.

A pesar de todo, el señor Argent no tiene intenciones de rendirse y yo…ya no tengo miedo. Sé que encontrará la forma de salvarnos, confío plenamente y con mi vida en el señor Argent.

 

◆◇◆◇

 

Es simplemente majestuoso. La presencia del señor Argent siempre fue incomparable al resto, pero ahora mismo brilla con un resplandor cegador. No solo salvó a Galia, sino que lo hizo derrotando con sus propias manos a un comandante de Iren en un combate justo, lo hizo sin siquiera usar su arma o armadura, con sus manos desnudas le arrebato la lanza al enemigo y forzó la victoria que parecía imposible.

Al parecer todo fue parte de un gran plan. El director estaba al tanto de ello y salvo muchos de los artefactos de la academia, pero incluso él no pudo predecir que el señor Argent desafiaría a un duelo al comandante enemigo y lo vencería.

Que inconmensurable bendición hemos recibido al poder conocerlo.

Lo haré. Luego de semejante acto de valor, no puedo acobardarme más, debo hablarle y resolver el malentendido y entonces…

” Ya es hora de que siga mi camino”.

” Ya es hora de que siga mi camino”.

” Ya es hora de que siga mi camino”.

camino…

¿Eh?

 

◆◇◆◇

No NO no NO no no no NO. ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué? ¿qué hago? ¿por qué? NO NO ¿qué hago? ¿qué hago? ¿qué hago? ¿qué hago? ¿qué hago?…

Huuuuuuuuuuu…

El señor Argent se va. Considerando su naturaleza curiosa, seguirá visitando otras academias, pasarán años antes de que vuelva a Galia, si es que vuelve.

Luego de que el asunto de Iren se solucionó, decidió subir una vez más a hablar con los Half. Tal vez no pensaban arriesgarse por nosotros en combate, pero si es en situación de paz, tal vez sea posible tener acuerdos con ellos, al menos eso dijo el señor Argent antes de partir.

Cuando regrese, se irá de Galia y no volveré a verlo.

¿Estás bien con eso?

¡Por supuesto que no!

¿Pero dejarás que se vaya?

¿Qué más puedo hacer? Desde un principio sabia que alguien como él no se quedaría por mucho en una pequeña ciudad como esta.

Entonces se irá y nunca lo verás de nuevo.

¡No hay nada que pueda hacer para detenerlo!

¿Y detenerlo es la única solución?

¿Eh?

Si él no va a quedarse y tú no quieres separarte de él, entonces la solución es simple.

Finalmente, el señor Argent regresa de la cima y se prepara para su viaje fuera de Galia. Si no hago nada, esta será la última vez que lo vea, que lo escuche, que sienta su presencia cerca de mi…

“¡S-S-Señor Argent!”

“¿Mm? ¿Qué ocurre Zera?”

Tu puedes hacerlo, es nadar o ahogarse ahora!

“P-Por favor, ¡déjeme acompañarlo! ¡¡Argent!!”

“¿Sama?”

“¿Sama?”

¿Eh? que es eso que dice de “sama” No lo entiendo… pero más importante.

“E-Entonces, ¿qué dice?”

Si alguna vez en mi vida voy a presionar a alguien por una respuesta ¡es ahora!

 

 

<-Capítulo 20TOC Capítulo 22->

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s