El Perro que soltó su presa

Había un perro que atravesaba el río nadando mientras en su boca llevaba un buen pedazo de carne El perro vio su reflejo en el río y creyendo que se trataba de otro perro que llevaba una gran presa intentó quitársela.

Dame ese gran trozo de carne dijo gruñendo mientras en el río caía la presa que llevaba en su boca

 

fabula+perro_suelta_la_presa[1]

El mismo perro quedó engañado y por su avaricia quedó sin presa, porque no solo soltó la que ya tenía, sino que tampoco pudo tomar la que quería

Moraleja Quien envidia lo del otro pierde con justicia lo propio

 

 

-Adaptación de la fábula de La Fontaine.

Anuncios